Categorías
Especiales

Una arpista mujer y el tango

Cuando tenía cuatro años, mi abuelo me regaló mi primer instrumento, un charango que todavía tengo. Sin dudas, ahí comenzó mi aventura entre cuerdas.