Categorías

El vidrio está roto a propósito

Tres disparos y silencio. Uno, dos, tres. Humo tímido y olor a pólvora en el ambiente. Tres sonidos sordos en la noche, elevaban el misterio de cierta figura en un contexto abstracto.

Categorías

Bajemos

Es difícil que las cosas salgan bien. Disculpe si me pongo reiterativa, pero es algo que me preocupa mucho: la dificultad para que las cosas salgan bien.

Categorías

Las siestas de Giménez

El viejo Giménez tenía un trastorno del sueño bastante particular. Muchas veces se despertaba de dormir la siesta totalmente desorientado, como sintiendo que era otra persona hasta que se daba cuenta que efectivamente lo era.

Categorías

Un beso unos años después

Era sábado por la noche y estaba acostada, a punto de agarrar mi libro de cabecera antes de conciliar el sueño. Vibra mi teléfono. Había ingresado un mensaje por instagram, en la bandeja de privados.

Categorías

Salida y lustre

Sobre la cama, dos prendas extensamente planchadas.

Categorías

Crónica de otra noche de desvelo

No soy de mirar tanto el techo de mi cuarto. No me gusta mucho estar boca arriba. Creo que el rincón que más conozco es el que aparece cuando giro hacia la izquierda. Me pregunto qué hora será -como si eso cambiara en algo mi realidad desvelada-. ¿Cuándo dejamos de usar relojes en la mesa de luz? El problema es que, para saber cuán tarde es -¿tarde para qué, no?-, tengo que agarrar el celular. Y, con ello, abro una Caja de Pandora que preferiría enterrar hasta que salga el sol.

Me doy vuelta para el otro lado…

Categorías

El Carpacóptero

Hace algunos años el inventor y electricista Henry Jesús Navarrete Pruost desarrolló un proyecto revolucionario que no llegó a producirse en serie solo por esos caprichos del destino.

Categorías

El amigo fiel

“Hasta la hacienda baguala cae al jagüel con la seca” Viejo Vizcacha (La vuelta de Martín Fierro)

Categorías

Fragmentada

¿Me hicieron creer quién era?

Categorías

Marchar: nuestros cuerpos, nuestras arengas y nuestras luchas a la calle

Cuando llegue la turbulencia yo estaré en las calles, allí te esperaré para caminar a tu lado, tomar tu mano, gritaremos juntos y nos reiremos de los miedos impuestos.