Categorías
Reseña

Militar, maternar, ejercer el goce y reinventarse para sobrevivir

Es mucho, ¿no? Para un cuerpo que decide cubrir varios frentes con su alma como abrazo y escudo, sí. Ahora, cuando ese abrazo y ese escudo se entrelazan con los abrazos y escudos de tantas mujeres y disidencias como tienen los feminismos, la cosa cambia, se hace más liviana y alentadora. Entonces, vienen mis dos palabras favoritas: SOMOS RED.